El día que me levanté dos veces.

El día de hoy ha sido bastante raro por la simple razón de que me he levantado dos veces,  y cuando digo levantarme dos veces implica desvelarme, vestirme, volver a dormir y volverme a levantar.Voy a empezar describiendo el día por el primer suceso de la noche, cuando casi le doy de yoyas a mi madre:
Eran la 1:30h de la madrugada, minuto arriba minuto abajo, yo estaba durmiendo y mi madre ha venido a darme un beso de buenas noches (como todas las madres hacen, o deberían hacer). Lo que ha pasado es que no sé como me he medio despertado y he entrado en un estado “semidespierto” en el que he confundido a mi madre como una amenaza externa y he soltado un par de manotazos, por suerte suya estaba dormido y no le he dado. Después ya me he despertado del todo y me he dado cuenta de que casi me la cargo sin querer.
Después de esto me he vuelto a despertar y me ha parecido escuchar la alarma del móvil así que supuestamente la he parado, he consultado el mail como hago cada mañana y me he encaminado a la ducha. Notaba que me picaban los ojos en exceso, para ser sólo las 5:30 de la mañana. Una vez fuera de la ducha y estando medio vestido me he dispuesto a ponerme los calcetines cuando…

¡Sorpresa! En el reloj digital dónde debería poner “5:42” ponía en realidad “2:42”. Anonadado he cogido el móvil (con

el que he consultado el mail) he mirado la hora y efectivamente! Eran las 2:42 de la mañana, no las 5:42, hora a la

 que suelo levantarme. Después de cagarme en todo me he quitado los tejanos, me he vuelto a poner el pijama y me he vuelto a dormir hasta, esta vez si, las 5:30, hora de levantarse para ir a la universidad.
El día no ha tenido mucho más, aparte de ir como un zombi hasta que me tomado un café, aunque a decir verdad puedo explicaros una cosa más de hoy, es una cosa (o tipo de gente) de la que ya me quejé en su momento, la gente que toca la moral en el tren!
Estaba yo sentado tan tranquilamente (y cómodamente para que engañarnos) leyendo mi revista de “Historia y Vida” cuando ha aparecido una chica bastante hermosa y se ha quedado parada a mi lado (la isleta de asientos era de 3, yo estaba en el que queda solo y que tiene otro asiento delante), ha sido entonces cuando me he percatado que se quería sentar. Y se ha sentado, si, delante mio. Pudiendo sentarse al lado, dónde ella podía estirar las piernas y yo también, ha tenido que sentarse delante! Dónde he tenido que encogerme cual jersey de lana en la lavadora para que entrásemos los dos. Para más inri se ha puesto a tatarear las canciones que estaba escuchando y a hacer cosas con una carpeta mientras me iba dando golpes en mi rodilla. Ah, se me olvidaba comentaros un detalle importante: EL TREN ESTABA CASI VACÍO.

No sé que le pica a este tipo de gente, que le gusta ir apretada en el tren, yo no me he cambiado de sitio porque tenía que hacer gala de mi vagancia y porqué joder, la que ha venido a joderme el trayecto ha sido ella!

Esto ha sido todo lo que me ha pasado hoy, en el día que me levanté dos veces. Seguramente pensaréis “que tonto, HA – HA!”, pero en twitter me han comentado que no soy el único “tonto” al cual le ha pasado esto :D!

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Indefinido, Quejas

Ahora que llegan los exámenes…

Hoy en Twitter me ha llegado un link de la SuperPop en el que explicaba como ligar durante los exámenes, mientras lo leía no he podido evitar reírme bastante, ya no por el hecho de que den consejos para ligar en época de exámenes, si no por el contenido de estos, algunos son bastante graciosos, teniendo en cuenta que van dirigidos a niñas de 12/14 años (hasta 16 si me apuráis). Aquí os dejo algunos de los consejos con algunos de los apuntes que me han venido a la cabeza mientras leía el artículo:

 No pierdas el contacto directo: Si te lo pone difícil y  no queda para estudiar, ¡pasamos a la tecno! Es el momento perfecto para pedirle su mail o su facebook… ¡y bombardearle a preguntas durante la tarde-noche antes del examen! También puedes abrirle un privado en face y, para que no se raye, le dejas claro que sólo vais a hablar de clase y del examen en concreto. ¡Seguro que no te lo cierra y que la conversación acaba mejor de lo que crees!

Está claro que hoy en día un chaval de 12/14 años va a estar dispuesto a que alguien le bombardee a preguntas sobre un examen por la noche. Dar de consejo decir que sólo va a hablar sobre el examen es ya motivo suficiente para que el chaval cierra la ventana.

 «¿Quedamos media hora antes para repasar?»: Nunca falla… Díselo el día anterior para prepararte a tope. Ese día, ponte tu mejor look y no olvides unas gotitas de esa colonia tan especial. Es un buen momento para sentaros juntos en el pasillo antes de que empiece el examen, para acercarte a él más que nunca, para mirar sus apuntes mientras él también lo hace… Vamos, que es el instante perfecto para quedarte sólo a unos centímetros de él. ¡Le encantará!

De este modo la chica estará centrada en el examen que tiene vistiéndose como si fuese a salir de fiesta para ligarse al chico, es una buena manera de aprobar el examen, sin duda alguna. Además, no se como se hacen los exámenes en el mundo SuperPop pero en los que yo he hecho siempre he tenido una separación bastante importante con el compañero de al lado, así que eso de los centímetros…

 ¡Momento clave!: Toca entrar a clase y sentarse… ¡Aprovecha para decirle que se siente a tu lado! Bien cerca, que no se te escape. Suéltale alguna excusa y cuando menos se lo espere le lanzas: «Es que tú me das buena suerte…». Te giras ¡y ya no le digas nada! Se le caerá la baba y se le olvidará todo lo que ha estudiado ¡de golpe!

Este es el mejor consejo, “[…] y se le olvidará todo lo que ha estudiado ¡de golpe!” . Eso es ser un poco cabrón, no? Es ir a putear, decirle eso para que el pobre chaval se olvide de todo y suspenda el examen, un consejo de muy mal gusto, a mi parecer.

¡Hora del examen!No te la juegues por mucho que te pida ayuda… ¡cuidado! Eso sí, demuéstrale que estás ahí y que siempre puede contar contigo. ¡Pero ojo con el profe! Al salir, pregúntale siempre cómo le ha ido y si la respuesta es buena… ¡a celebrarlo! Hazle alguna propuesta, estará tan contento que te dirá que sí. Aunque si ha salido de bajón total, no elijas esa opción. ¡Dale algún consejo, cambia de tema y anímalo como tú mejor sabes!

A qué se refiere con “anímalo como tú mejor sabes!”, teniendo en cuenta como suben las juventudes de hoy en día, no me imagino nada bueno la verdad. Si, creo que estamos pensando en el mismo tipo de ánimos.

Puntazos que te ayudarán… Si no consigues estudiar con él los días antes, déjale tus apuntes. Puedes escribir alguna frase de amor ¡donde menos se lo piense! O poner iniciales y mensajes secretos. Verá que eres súper romántica, original y misteriosa. ¿Has conseguido estudiar en su casa? Lo que va genial es dejarte algo olvidado allí… ¡tendrá que llamarte fijo! Otra táctica en su casa… Si no tienes todavía su número, podrías pedirle que te deje su móvil con la excusa de que te has olvidado el tuyo y tienes que llamar a tu madre. Hazte a ti misma una perdida ¡y será tuyo! ¿Es él quien va a ir a tu casa? ¡Prepara bien tu habitación para que flipe! Piensa que está en tu terreno y juegas con ventaja… Y deja encima de la cama o escritorio lo que más te interese que vea ¡para empezar alguna conversación más íntima! Como fotos importantes para ti…

Éste consejo de cogerle el móvil para obtener su número me parece sencillamente impresionante, es el stalkeo llevado al máximo exponente! Y tranquilos, el chico no se va a preguntar como ha obtenido el número de teléfono, para nada.
Lo de preparar la habitación para hacerle ver que “está en tu terreno” es parecido a un documental de Feliz Rodríguez de la Fuente, dónde el macho se dedica a marcar territorio y a marcar a sus hembras, pero al revés, no?

Y al final, sorpréndelo: ¡Exacto! Cuando termine el examen y hayan pasado unos días, casi no le hables. ¡¡¡Lo que lees!!! Fijo que se acerca a preguntarte qué te pasa. Entonces, coméntale con total naturalidad: «Ay, es que pensaba que sólo querías que te ayudara con el examen y ya está…». ¡Te dirá que no es así! Que para nada… ¡que eres su amiga y que le encanta estar contigo! Y es que lo ha podido comprobar todos esos días… Ya verás cómo en los siguientes exámenes te pide tu ayuda sin dudarlos. Y al final deseará estar contigo tanto si hay exámenes como si no… ¡y recuerda que se acercan las vacaciones! ¡Suerte!

Aquí tenemos una cosa curiosa, un FriendZoned oculto, quitando el hecho de que dejar de hablarle por la cara es bastante feo la verdad. Dice “que eres su amiga y que le encanta estar contigo!”, si, SU AMIGA, si tu intención era ligartelo y te dice que eres su amiga, estás perdida, todo el stalkeo que has hecho y todas las maniobras de aproximación que dictan los consejos no te han servido para nada, pues te considera una amiga más.

PD: el artículo no está escrito a mala fe, simplemente me ha hecho gracia al leerlo.

1 comentario

Archivado bajo Crítica Social

Nos hacen moving los extraterrestres?

La pregunta es clara: nos hacen moving los extraterrestres? Esta mañana en una de las muchas charlas que tenemos en el despacho ha salido el tema de los alimentos transgénicos, después alguien ha comentado que acabaríamos por cargarnos el mundo, cosas que pasan, uno empieza hablando del tiempo y acaba hablando del porqué de la existencia humana.

La duda me ha surgido cuando habiendo llegado al tema de la destrucción de la vida humana en el planeta me han venido a la cabeza los casos de moving que se producen en algunos pisos por parte de los propietarios, para echar a los inquilinos y así disfrutar ellos de la vivienda. Mezclando con lo anterior ha surgido un mix de ideas bastante curioso:

La sociedad en la que vivimos da pena, hay un sinfín de desigualdades sociales, los que deben cambiarlo no hacen nada, los que tienen el poder de elegir a la gente que puede cambiarlo elige al que no quiere cambiarlo y los que van a tener el poder de elegir a los que puedan cambiarlo ahora mismo están emborrachándose fumando porros y escuchando reguetton y/o a Justin Bieber (o derivados).

Todo esto es demasiado malo, el ser humano es estúpido, pero estos niveles de estupidez son ya demasiado elevados, así que la única posible explicación es que tiene que haber algo que se nos escapa de las manos, por ejemplo, los extraterrestres. No se sabe mucho acerca de los extraterrestres, pues son cuidadosos cuando están entre nosotros.

Es de saber popular que una raza de extraterrestres quiere venir a la Tierra para invadirnos y echarnos del planeta, pero como los extraterrestres no son tontos y no quieren destruir completamente tu futura casa han optado por una estrategia más fina: dejan que el trabajo de destruirnos lo hagamos nosotros mismos. Cómo?

Muy fácil, infiltrándose entre nosotros y creando un malestar generalizado. Tienen dos vías por las que nos aprietan, una es la de generar el conflicto para que nos matemos entre nosotros, esto lo consiguen creando guerras poniendo a inútiles como gobernadores, etc’s. I por otro lado intentan hacer que descubramos nuevos planetas a los que ir.

La última etapa del plan y la definitiva para completar el moving es en la que nosotros, viendo que no hay esperanza en la tierra y habiendo descubierto un nuevo planeta dónde ir, huyamos hacía él dejando el planeta desierto listo para que los extraterrestres puedan al fin habitar en él sin que les molestemos.

Lo que he escrito pueden parecer tonterías, pero hasta la fecha, nadie ha negado con pruebas evidentes lo que yo he escrito.


4 comentarios

Archivado bajo Running

De primeras maratones sólo hay una.

Ayer acabé mi primera maratón. Tengo 20 años y esto que escribo es lo que me pasó la semana antes de la carrera y durante ésta.

Llevaba 6 meses entrenándome para correr la Mitja de Granollers y la Maratón de Barcelona, todo iba sobre ruedas hasta que, oh, sorpresa: el último día de rodaje, a una semana de la maratón, mi rodilla decidió molestarme. Después de estirar casi no podía ni caminar, y durante la semana,  me dolía haciendo según que cosas. Suerte la mía de tener a un fisio que el viernes por la mañana me alegro una semana bastante triste. Si había pensado en que quizá no podría correr el domingo, el me dijo que no, que me veía bien y que lo peor que me podía pasar es que me tuviese que parar por el dolor. Así que eso hice, correr.
El domingo a las 8:30 empezaban a salir los primeros, yo ya me había tomado un ibuprofeno para la rodilla  y la carrera pintaba bien. Los primeros kilómetros no fueron mal, la rodilla me molestaba un poco pero a partir del 10, todo fue sobre ruedas, iba fino fino  y a buen ritmo con un compañero de la universidad.  Pero no todo iba a ser tan bonito, allá por el km28, la rodilla se despertó de su sueño y empezó a dar por saco: ahora cada vez que apoyaba la pierna izquierda sufría de un pequeño pinchazo, el dolor del cual iba aumentando al paso de los kilómetros. Así corrí, cojo, hasta el km34.

Por si los pinchazos en la rodilla no fueran poco, me caí, si. Gracias a que habían quitado los pivotes verdes de plástico para tener más espacio dejaron unos pequeños tornillos de plástico que sobresalían del asfalto. No los vi y “chuté” uno de ellos, digo chuté porque el impacto fue brutal, me fui por los suelos, los corredores de atrás se asustaron, incluso vi como uno me pasaba por encima mientras yo decía “si, si, estoy bien“. Estaba bien? Una mierda, yo “pensaba” que estaba bien. Tenia una rascada en la mano de la cual salía sangre a buen ritmo y el dedo gordo del pie derecho se había inflado al momento (yo pensaba que era una yaga, pues era “blandito” al pisar), pero no me importó, seguí corriendo pensando en llegar al avituallamiento del km35 para limpiarme la herida con agua y continuar. Todo esto, con mi amiga la rodilla, no nos olvidemos de ella.

Ya en el avituallamiento, cogí una botella de agua y me tiré una poca por la “rascada” que resultó ser un agujero (literal) en la base del dedo índice del dorso de la mano, entonces me dije a mi mismo “a la Cruz Roja de cabeza” así que ahí fui. La chica, al verlo dijo “eso necesita mínimo un punto” a lo que yo dije “y no me lo puedes poner luego?“. Aprovecho ahora para darle las gracias, ya  los otros dos chicos que estaban allí también, pues me apañaron una cura para que no se me infectara la herida y no se me abriera más y me dejaron continuar (eso si, la chica me hizo prometer que al llegar iría directo a la clínica, lo hice, conste en acta!). Pasaron 10 minutos. 10 minutos en los que estuve parado, y estar parado cuando corres cojo por una lesión significa que la lesión se enfría y que volver a arrancar es horroroso por el dolor y la agonía que supone. Lo hice. Le eché dos pelotas y seguí corriendo, ya sólo faltaban 7km para la gloria.

Al entrar en el casco antiguo leí una pancarta que me marcó para el resto de los km “El sufrimiento es temporal, el orgullo dura toda la vida” me metí eso en la cabeza y poco a poco fui comiéndome los kilómetros, caminaba en los avituallamientos para hidratarme bien incluso comer algo en el km 40, al encarar el Paralelo.
Ahí, en el Paralelo, cuando sólo me quedaban 2km de sufrimiento, pues aunque faltaban aún 195 metros después de los 42km, esos los disfruté como nunca. Lo había conseguido, había saltado el muro, mi rodilla, mi pie derecho, mi mano, todo. Y había llegado, “entre terribles sufrimientos”  como dice Antonio Recio, pero había llegado.

Hoy, un día después, tengo una morcilla a modo de dedo gordo del pie derecho (por el color y la forma), un punto, que me pusieron al llegar a la linea de meta en la clínica de la Cruz Roja, apenas puedo doblar la rodilla sin ver las estrellas, y agujetas en todo el cuerpo. Pero tengo algo de lo que muchos no pueden hacer alarde: tengo el orgullo de haber corrido mi primera maratón y de haberla acabado habiendo pasado por lo que he pasado.

PD: el tiempo según el chip ha sido de 3h53′, pero me he tomado la libertad de quitarle los 10 minutos que estuve parado en la Cruz Roja, así que se queda en un magnífico tiempo de 3h43′ .  Un vídeo que podría resumir la carrera: Vídeo

2 comentarios

Archivado bajo Indefinido

Un Fiber en Alemania X

Ayer me tocó hacer el trabajo duro “a medias”, en un inicio fuimos a buscar camas, espejos, váteres para el hotel de los mosquitos, fuimos a un bosque en bici, cosa que me gustó, al volver, lo hicimos en la mitad de tiempo, volvimos “toh follaos” (y también muy rápido).

Cuando descargamos todo nos dirigimos al parque a seguir trabajando. La faena de hoy consistía en hacer agujeros en el suelo, de unos 80cm de profundidad, era un poco cansado pues lo hacía con una barra de hierro de unos 4kg y levantarla cada vez para levantar la tierra, cansa. Nos lo pasamos bien haciendo el tonto tirando tierra en los hoyos de los demás.

Por la tarde fuimos a la piscina, la de verdad, sin ratas muertas y esas cosas. Por la noche hicimos un juego un pelín raro pero divertido.

1 comentario

Archivado bajo Viajes

Batiendo récords.

Eran las siete de la mañana cuando me ha sonado el despertador, me he levantado en modo zombie a prepararme lo que a partir de ahora va a ser mi desayuno antes de cada carrera: nocilla con pan. Con el sueño aún encima faltaba prepararse para ir a Mataró, bambas (con el chip, cosa importante), equipación de “L’aire“, reloj, y el nitro (MP3) para el momento X dónde empiezas a ver las cosas negras. Una vez en el sitio, ya con el dorsal puesto tocaba empezar a calentar, ha costado entrar un poco en calor pues hacia un aire, permitirme la expresión, frío de cojones. Después de calentar, empezaba lo bueno, faltaban 10 minutos para la salida así ahí nos hemos dirigido.

Los momentos previos a la carrera han estado divertidos, suerte la mía que me he encontrado a varios compañeros con los que suelo correr. Como correr sólo es aburrido, he ido con ellos ya que tenían un tiempo previsto que se ajustaba bastante al mío, ha sido una buena decisión. La carrera ha empezado bien, aunque como siempre hemos tenido que adelantar a bastante gente antes de poder establecer el ritmo adecuado, éramos 8 (creo), casi todos con la misma camiseta, la sensación de equipo que da es impagable. Así hemos seguido, todos juntos hasta el kilómetro 6, creo, dónde cuatro del grupo han apretado y nos han sacado ventaja, pero daba igual, aún éramos 4 y teníamos muy claro lo que teníamos que hacer: aguantar el ritmo. Así ha sido hasta el kilómetro 15, más o menos.

Oscar después de debatirse un buen rato entre el bien y el mal (Alvaro y Sergi), Alvaro tiraba un poco más de lo que tocaba para la hora 40′, en cambio Sergi iba siguiendo el ritmo de referencia, al final ha caído en al tentación y nos hemos ido los tres, Oscar, Alvaro y yo. A un ritmo más que bueno. La cosa estaba en que llegaba la parte fea del recorrido, un polígono que no te animaba a correr, aún así, con un poco de esfuerzo hemos pasado la zona peligrosa y hemos encarado la vuelta. Aquí es dónde ha empezado a aparecer mi amigo el flato, rondaba el kilómetro 18. No hay nada mejor para combatir el flato que la música para no pensar en él. Así que me he puesto los cascos y a ritmo de heavy metal he entrado en trance. En ese momento me he ido de Alvaro y Oscar, corriendo sin pensar demasiado. Ya faltaba poco para llegar a los 21, y eso es sinónimo de llegar a la cuesta del final, “la cuesta“, suerte que iba avisado, si no habría pinchado de mala manera, ha tocado aflojar un poco el ritmo para al fin llegar a meta, acelerando el ritmo, da igual si era subida, la meta, es la meta. Al final, he cruzado la meta cuando en el crono ponía “1:37:37” que restando el tiempo que tardé en salir se ha quedado en “1:37:00”, el mejor tiempo de las tres medias que he hecho.

El entrar a meta sabiendo que todas las horas de entreno han servido para rebajar tu tiempo es una de las mejores cosas que hay, es parecida a la que se siente cuando haces un buen trabajo, pero no del todo, ésta es más, te invade una especie de felicidad que hace que aunque estés hecho polvo puedas sentirte bien.

Aunque el haber mejorado el tiempo no habría sido posible si no hubiesen estado Alvaro y Sergi guiándonos y marcándonos un poco el ritmo que podíamos seguir, Sergi “el duende bueno” al inicio y ya al final, Alvaro, “el duende malo“.

Ahora toca seguir entrenando igual, que hoy ha quedado demostrado que si se entrena se puede.

 

1 comentario

Archivado bajo Indefinido

Un Fiber en Alemania IX

Ayer fue un día tranquilo, creando al estructura de un hotel para los insectos, lo hicimos lo más antialemán posible, estamos “to’locos”. Curiosamente, cuando fui a hacerle una foto el display volvía a funcionar como debía, magia!

La tarde fue curiosa, fuimos a una “piscina” de agua natural, sin cloro ni nada, Lo único malo que tenia es que en el agua había mosquitos a miles acompañados por una rana muerta y un par de ratas muertas también, maravilloso. Al menos hemos hecho el tonto con la cuerda de equilibrio y jugando a vóley.

Por la noche tocó fiesta. Quedó claro que los españoles estamos locos y que en Ucrania saben hacer un cubata cómo dios manda: coca cola, cerveza y vodka. Es awesome, nos lo bebimos a “Sant Hilari” (de una tirada), cosa que al valenciano le sentó bastante mal, se puso híper mega contento en un momento. Aunque la fiesta no duró mucho, sólo hasta las dos, fue divertida.

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes