Archivo de la categoría: Desvarios

Los ingenieros tenemos ventaja!

Cuando me metí a estudiar informática sabía donde me metía, ya me habían advertido de que lo que vienen a ser “chicas” había más bien pocas.  Y si, es cierto, hay pocas chicas, muy pocas, aunque poco a poco vamos engañando a más y el ratio va aumentando. Sin ir más lejos me veo obligado a comentar que la semana pasada en una clase de problemas éramos 3 chicos y 4 chicas, si, 4, CUATRO, FOUR, sin contar al profesor, claro, que sino estaríamos empatados, pero lo importante son los estudiantes, y había más chicas que chicos!

Como os podéis imaginar triunfar en la carrera (entendamos triunfar como ligar) es bastante complicado, si tenemos en cuenta que hay muy poca oferta para mucha demanda, los niveles de competencia son muy elevados.  Es como cuando te preparas para una prueba de acceso para X lugar muy prestigioso y sólo hay cinco plazas para los cinco mejores. Lo lógico es prepararse a consciencia para entrar pues sólo hay cinco plazas para 100 aspirantes que os habéis presentado. Los 95 que no entren seguramente sean también muy inteligentes, pero no han conseguido estar entre los cinco mejores y a causa de ello deben ir a X lugar de menos prestigio. Qué pasa entonces? Estos 95 pasan de ser unos “perdedores” por no haber entrado en el otro sitio a ser los putos amos del sitio que tiene menos prestigio.

Con la ingeniería, las chicas y triunfar pasa lo mismo. En los años de carrera los estudiantes a causa de la competencia empiezan a desarrollar sus técnicas de trato con las chicas para ser los mejores de la facultad y poder conseguir una de las 20 chicas. Como en el ejemplo anterior, hay muchos que no consiguen ligar al acabar la carrera y se van al mundo exterior. Con la sorpresa de que en el mundo exterior no hay solo 20 chicas, si no que hay una para cada chico, o más. Esto implica que si antes estaba preparado para triunfar con muchísima competencia, ahora esta desaparece a causa del aumento de “posibles ligues” y hace que los ingenieros liguen más que los demás titulados, que a causa de tener más chicas en sus carreras no han podido desarrollar tanto ese sentido del depredador.

Esta teoría puede parecer absurda pero como habréis podido comprobar las comparaciones son bastante claras y lógicas, así que tened cuidado con los ingenieros, están más preparados ante la escasez, y cuando el objetivo abunda, seguramente tengan muchas más habilidades que vosotros!

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Desvarios

Limpiando la escalera.

Hoy vengo a explicaros como me ha ido en el transcurso de una misión que considero de nivel A (lo más de lo más): limpiar la escalera del bloque.

Seguramente os estéis imaginando un bloque de seis o siete pisos con un montón de escaleras, tranquilos, vivo en un bloque que solo tiene tres pisos (bajos, 1r y 2n) así que la faena no es mucha. El problema es que trabajar en un sitio que casi no he pisado en los 13 años que llevo viviendo en este bloque, es complicado. Es como ser un extraño en tu propio bloque. De todos modos, como tenía que hacerlo, me he cogido al escoba y me he ido hacia arriba del todo.

No ha tardado en aparecer el primer enemigo, el perro del vecino del dúplex, esos perros enanos que no dejan de ladrar por todo y que te hacen sentir como un delincuente aunque no estés haciendo nada malo (entendemos trabajar por algo bueno) . Después de estar barriendo polvo durante unos 20 minutos he pasado a la segunda fase de la misión, fregar.

Fregar puede resultar divertido y fácil, pero requiere un dominio casi experto de las cantidades de legía que hay que echar en el agua, no vale eso de “échale un chorrito” hay que hacerlo bien. Y ya no digamos el fregar en sí, hay que saber mover la fregona para dejarlo todo como dios manda y sin refregones. Una vez he tenido todo listo he subido otra vez hasta arriba, con mi “amigo” el perro.

Iba todo perfecto, demostrando mi arte con la fregona, mi brazo y la fregona parecían uno, fregando a la velocidad de la luz, hasta que he movido el cubo del agua con el pie. En ese momento me he dado cuenta que aparte de saber fregar hay que dominar el arte de “mover el cubo”. He volcado medio cubo de agua en el descansillo de la escalera. Resultado: una cascada de agua envenenada bajaba a toda leche por la escalera.

He tenido que actuar muy rápido pues en ese momento me he percatado que el rellano hace bajada hacia la puerta de un vecino y el agua, lógicamente, iba hacía allí. No sé cuánta agua entró por debajo de la puerta, sólo sé que nadie se ha quejado, por ese motivo intuyo que mis labores de contención dieron sus frutos. Después de contener un instante la cascada fui a por refuerzos, a partir de ahí todo fue muy fácil, el papel de periódico sirve para algo al fin y al cabo.

Como podéis ver hasta lo que parece “simple” puede convertirse en una odisea de la cual se pueden extraer moralejas, al de hoy es: no mover el cubo del agua con el pie para evitar posibles volcados.

2 comentarios

Archivado bajo Desvarios, Indefinido

¿Por qué los perros se huelen el culo?

Des de que tengo una perra en casa no han dejado de venirme preguntas a todas horas del estilo “¿Y porque hace eso?, ¿Y eso otro?, ¿Y aquello otro de allí?” a todas horas, pero sin duda lo que más me hace pensar es el por qué cuando la saco a pasear y se encuentra con otros perros, se huelen el culo. Antes no le había dado importancia, pues no era mi perra la que le olía el culo a los demás, pero ahora que tengo, la cosa cambia. Después de un año, creo que puedo dar varias opciones de “porqués” a la situación:

1) Es una simple salutación: ésta es el porqué más común y que todo el mundo suelta cuando alguien pregunta. La cosa es sencilla, igual que nosotros nos damos la mano, dos besos o decimos “Hola” ellos se huelen el ojete culo para saludarse, una opción totalmente coherente, ya que de alguna manera se saludarán digo yo.

2) Es un scanner alimenticio: en el mundo canino, hay cosas importantes, como los líos amorosos, y la vida de sus amos, pero el tema estrella es la comida. Un buen perro sabe distinguir del buen pienso del mal pienso, cuando un jamón está listo y cuando aún ha de madurar, es por este motivo que se preocupan mucho por lo que comen sus compañeros. Oliendo el culo a sus amigos lo que consiguen es saber que come cada uno para luego poder diferenciar lo que está bueno y es saludable, y lo que no se debería comer. Esto también explica el porqué huelen las cacas que se encuentran por la calle (porque el subnormal mal educado de su amo no la ha recogido), oliéndolas se hacen una idea de la gastronomía de la zona.

3) Es un sistema de geolocalización: retomando el hecho de que huelen las cacas que se encuentran por la calle, se me ha ocurrido un motivo bastante razonable y que nadie me podrá negar que es el más creíble. Cuando se huelen el culo es una simple identificación que guardan en memoria interna para luego, cuando huelen una caca, poder controlar de alguna manera la posición y los movimientos de cada perro. Por ejemplo: si un perro te ha mordido, y sabes como huele su ojete culo, cuando encuentres una caca que huela igual al culo del perro en cuestión sabrás que debes ir alerta, pues podrías estar en peligro. Lo mismo pasa en sentido inverso, si le hueles el culo a tu amigo, cuando hueles su caca sabes que quizás te lo encuentras durante el paseo de esta manera puedes preparar algún tema de conversación para la ocasión, aunque de conversación, nada, pues lo normal es olerle el culo, quizás producto de la segunda teoría, quién sabe.

Como podéis ver, de opciones hay muchas y todas son validas, pues hasta que un perro no me diga el porqué, ninguna de ellas es falsa, lo único que podemos hacer es rompernos un poco la cabeza.

Como siempre, en los misterios sin resolver, podéis elegir la opción que más os agrada, si no os convence ninguna de ellas, escribid vuestras suposiciones en los comentarios!

13 comentarios

Archivado bajo Curiosidades, Desvarios, Misterios sin resolver

Pokémon: hazte con todos!

Esta noche me iba a dedicar a leer pero cuando he leído un tweet la cabeza ha empezado a irse por las ramas ya  desvariar así que para no perder la costumbre voy a desvariar por el canal público.

El tweet en qüestión decia lo siguiente :

Estado civil: Entrenadora Pokémon.

Después de leer esto el primer símil que hecho ha sido “Pokémon -> Hombre”, no sé por qué pero mi cabeza es así de rara, aunque la idea para algunos os resulte descabellada debéis pensarlo detenidamente y buscar más relaciones que hagan de todo un pensamiento argumentado y bien planteado. Y creo que lo esta vez he salido del berengenal bastante bien:

Toda entrenadora pokémon lucha por conseguir sus objetivos de la mejor manera posible, para ello primero necesita ir a cazar su pokémon, el cual conseguirá saliendo de caza por localizaciones  más o menos concurridas dependiendo la calidad del pokémon que se quiera conseguir. Este proceso de caza es clarisimamente la acción de que las chicas salen de farra a “capturar” (en lenguaje pokemaniaco) sus presas para poder entrenarlas y llegar a lo más alto. Podéis observar que hay entrenadoras con varios pokémons, todo depende de la habilidad de ésta para controlarlos .

Una vez obtenido el pokémon lo que hay que hacer es entrenarlo para subirlo de nivel y así conseguir que gane más combates contra otros pokémons. Este proceso de mejora  no es  más que el aprender a hacer las tareas domésticas que tanto se dice que los hombres no sabemos hacer. Dependiendo el nivel del pokémon podrá realizar diferentes tareas. A nivel bajo por ejemplo tendriamos el de limpiar y poner la lavadora; en un nivel medio estarían hacer la compra y empezar a quemar cosas en al cocina; y en el nivel más elevado estarían las habilidades de cocinar y de hacer masajes. A medida que subes de nivel puedes hacer que tu pokémon evolucione, pero eso conlleva riesgos como la aparición de curvas indeseadas o la perdida de pelo.

Todas estas habilidades son bastante difíciles de conseguir si se empieza desde 0, por eso es tan complicado cazar a los pokemons de alto nivel y tan fácil es capturar a un pokémon del montón. De ahí de que lo bueno es difícil  de encontrar y de capturar.

Y ya para acabar con al desvariada de hoy, falta el final de todo! La Liga pokémon! Si, si, la vida de una entrenadora no tiene sentido si no  consigue ganar la Liga con el pokémon que ha entrenado.  La culminación de la carrera de una master consiste en conseguir la aceptación del gran Boss: su madre. Cuan más alto sea el nivel de su pokémon más fácil será vencer. Como bien comprenderéis no es lo mismo que te sepan pasar la escoba por casa y poner alguna lavadora a que te limpien la casa, te planchen, te cocinen y te hagan un masaje: todo suma. Si no se supera la prueba, nos e acaba el mundo, simplemente la entrenadora tendrá que seguir entrenando a su compañero para que aprenda nuevas habilidades y mejore las ya adquiridas.

Esto es todo lo que he podido relacionar, de manera más o menos descabellada, aunque cada vez que lo pienso me parece más normal.

2 comentarios

Archivado bajo Desvarios