Un Fiber en Alemania VII

Esta mañana, para variar me he despertado con una alarma que no ha sido la mía, una cosa bastante divertida (no).

Respecto al trabajo, nada del otro mundo, hemos estado esperando a que trajeran cosas para trabajar la mayor parte del tiempo, en lugar de decir “working hard” hemos tenido que decir “waiting hard”, uno se siente como en casa, por eso de ir “a trabajar” y no hacer ni el peo.

Por la tarde si que he hecho algo más, entre montar el porche y hacer la compra, en la cual hemos llenado UN carro SÓLO de verde, he tenido el tiempo ocupado.
Pero no todo es “trabajar” hemos ido a la piscina otra vez, esta vez pero, la responsable, una vieja vaca amargada, no nos ha dejado comer galletas en el jacuzzi, aún no sabemos porqué.

El día ha estado muy entretenido, pero sin duda me quedo con la noche, tocando la misma base de blues durante media hora mientras hacíamos coña de la situación (una “amorosa”), ha sido realmente divertido, aunque hay que ser un poco cabrón para hacerlo, no deja de ser muy divertido.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s